17 de marzo de 2015

Marte ya no es rojo

Nacido su pelo 
de arena rojiza,
del Dios de la Guerra
el hijo no fue,
contando planetas
mientras se dormía,
fugaces sus sueños
le hacían volver.

2 comentarios:

  1. Parece tener música, leerse con armonía, como una canción interior susurrada entre labios.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ginés! Eres un encanto!

    ResponderEliminar